KonoZer ARAGÓN

KonoZer 36 - Mayo 2008

lundi 5 décembre 2016, par 01 INMACULADA CASADO

El Tantrismo es un culto indio muy antiguo. Sus orígenes están envueltos en una ola de misterio. En él no hay porque anular el placer, la visión y el éxtasis, ya que adecuadamente controlados, pueden ser una fuente infinita de energía creadora y de goce.

Pero no hay un solo Tantrismo, existen diversas concepciones de este : hindú, budista e incluso jaínico, estas corrientes conciben diferentes ideas del placer y de la unión sexual.

El budista tiende a decantarse hacia el lado ascético, que considera como algo vital el atesorar el "Thig-Le" masculino, denominado "Bindu" en sánscrito, cuya forma es el semen.

El Tantrismo hindú se inclina hacia otro lado, pues acepta el orgasmo, ya que este, de algún modo, es el punto de unión entre las energías del hombre y del mundo, cuando sus dimensiones infinitas se plasman en la escala astronómica del tiempo y el espacio.

Las más antiguas corrientes de pensamiento, aceptan que el semen blanco del hombre debería, en última instancia, ser eyaculado en la vulva de la mujer, cual la ofrenda de un aceite sagrado en un altar de fuego.

Los órganos físicos de la pareja se transforman y consuman así en un éxtasis superior. La técnica, de todas formas, es secundaria, pues el amor no prevé ningún resultado. Un hombre y una mujer se disponen simplemente a explorar juntos la materia de su sentir espontáneo, sin prejuzgar lo que debería ser, sino lo que es. Lo imprescindible, aunque en nuestro mundo de relojes y horarios es difícil, es disponer del tiempo suficiente.

Descargar el periodico

Répondre à cet article

SPIP | squelette | | Plan du site | Suivre la vie du site RSS 2.0